English

Dolor Crónico y Acupuntura

 

Hay molestias que, aunque nos incomoden, en unos días se van y con el tiempo se

nos olvidan; pero hay otras, que nos acompañan día con día, noche tras noche,

volviéndose parte de nuestra vida diaria, de nuestra rutina, un dolor constante que nos

acompaña siempre y termina siendo “normal” para nosotros.

A esto se le llama DOLOR CRÓNICO, dándose por entendido todo dolor constante

que se presente durante más de 3 meses consecutivos.

 

- El 10% de la población mundial - sufre de dolor crónico

El dolor crónico, llega a ser tan incapacitante que puede dejar al paciente inmovilizado,

afectando de manera contundente su calidad de vida y su economía.

Pero el manejo del dolor crónico no siempre es fácil, por lo que su abordaje debe ser

multidisciplinario, o bien, en colaboración con varios especialistas con el objetivo de

vincular diferentes puntos de vista por el bien común del paciente. En este caso sería

disminuir el dolor del paciente.

Dentro de este tratamiento multidisciplinario existen muchas herramientas terapéuticas

disponibles avaladas por ciencia y experiencia para ayudar a este problema tan

grande que es el dolor crónico.

Estas herramientas no buscan sustituir el tratamiento médico, sino apoyarlo,

complementarlo y acompañarlo.

Una de estas terapias es la ACUPUNTURA.

La acupuntura es una rama de la Medicina Tradicional China (medicina antigua de

hace 2000-2,500 años) en la cual se utilizan agujas delgadas y estériles que logran

estimular puntos específicos del cuerpo (acupuntos) con el objetivo de beneficiar la

salud, liberando opioides endógenos (dinorfinas, encefalinas entre otras) generando

una sensación de bienestar y menor percepción del dolor, así como un ajuste y

equilibrio del flujo de energía del cuerpo, teniendo así un efecto positivo en la mejora

de síntomas y condiciones que afectan al cuerpo.

Otra terapia dentro de la Medicina Tradicional China son las VENTOSAS, las cuales

son utilizadas como tratamiento para las contracturas musculares, edema y dolor

miofascial.

Las más populares sin duda son las de vidrio y calor, pero también las hay de plástico

y neumáticas.

Estas deben ser colocadas rápidamente en la superficie de la piel para generar un

vacío y crear succión.

Una vez colocadas en la piel, se deben dejar varios minutos hasta crear un moretón, o

bien, deslizar a través de la superficie de la piel con aceite o crema, en forma de

masaje. Esto hará que la sangre y liquido linfático (derivado de los ganglios) se

muevan y asciendan a la superficie de la piel, generando nueva y mayor circulación

sanguínea en el músculo, eliminando toxinas y/o movilizando el líquido extravascular.

Además, mueve y libera a los músculos de su sitio, previniendo lesiones y relajando la

musculatura. Y por si fuera poco, son altamente relajantes..

 

 

Estos son solo algunos de los muchos beneficios de algunas de las terapias de la

Medicina Tradicional China como la acupuntura y las ventosas.

 

REFERENCIAS

 Daniel S. Goldberg, Summer J. McGee. BMC Public Health 2011, Pain as a

Public Health Priority.

o https://bmcpublichealth.biomedcentral.com/articles/10.1186/1471-2458-

11-770

 

 https://educalingo.com/es/dic-es/multidisciplinario

 

 

 

 

 

Dra. Majo Alvarez Noriega

 

Derechos Reservados 2018

Ciudad de México

Centro de Cáncer ABC

52(55) 2614-2796

C.M. ABC: 5230-8000 ext 3090

 

Tijuana Baja California

Diego Rivera 2340 Zona Urbana Rio

TEL: 52(664) 634 2823

Clínica Calidad de Vida Oncológica
Clínica Calidad de Vida Oncológica